Que son los NFT y cómo funcionan - Subsidio y Vivienda

Que son los NFT y cómo funcionan

Vamos a explicarte qué son los NFT y cómo funcionan, de forma que puedas entender qué hay detrás de noticias como la de esa persona que pagó 260.000 euros por el dibujo de una roca. En Xataka ya tienes un artículo explicándote de forma más técnica y completa, pero en Xataka Basics vamos a intentar que cualquier persona pueda entender el concepto de su funcionamiento.

Por eso, vamos a intentar alejarnos de tecnicismos para hacer la explicación lo más sencilla posible. Te diremos primero qué son los bienes no fungibles, ya que es un concepto vital para entender los NFT. Luego, pasaremos a decirte qué son los NFT y también entraremos brevemente en su funcionamiento.

Los NFTs son una de las industrias más atractivas de esta década. Por eso la importancia de aprender a capitalizarlos desde ya. Se pronostica que estos activos digitales harán parte de la vida de todos en los próximos cinco años. Un NFT es un token no fungible, es decir un archivo digital que está dentro de una cadena de bloques (Blockchain), que los hace completamente seguros.

¿Qué hace diferente a los NFTs de otros negocios en línea?

Las criptomonedas pueden ser intercambiables y se pueden comprar fracciones, mientras que los NFTs son piezas únicas e indivisibles. Al ser representados en obras de arte digital también son mucho más apasionantes que las criptomonedas.

Otro de los mercados digitales es el marketing de afiliados, este requiere una curva de aprendizaje más alta, es un tipo de negocio en el que la clave es volverse un buen marketercomo profesión, mientras que los NFTs son inversiones a corto plazo que no requieren un conocimiento técnico profundo.

Aunque existen herramientas fáciles para identificar buenos proyectos, y es un modelo de negocio sencillo de adoptar por el público en general, como en todo, se requiere un paso a paso y una capacitación para invertir bien.

¿Sabía que los creadores de NFT pueden establecer una tarifa de regalías cuando sus NFT se venden en el mercado secundario, como un porcentaje del precio de venta? Esto significa que usted, como creador, aún puede obtener ingresos pasivos después de vender su NFT por primera vez.

Esto les permite mantener una parte del precio de venta de NFT de forma indefinida. Si, por ejemplo, la tasa de regalías para las obras de arte digitales es del 10 %, el creador original recibirá un pago del 10 % cada vez que se revenda la obra de arte. Tenga en cuenta que cada marketplace NFT le permite establecer su tarifa de regalías personalizada cuando crea su NFT por primera vez.

Todo el proceso de obtención de regalías de NFT es fácil y no requiere ninguna experiencia adicional. Todo se hace desde la interfaz del marketplace NFT. Como ocurre con la mayoría de las cosas en el espacio DeFi, los contratos inteligentes son responsables de todo el proceso de distribución de regalías. Como creador, esto significa que no tiene que realizar un seguimiento de los pagos ni aplicar los términos de regalías manualmente.

Primero, qué son los bienes no fungibles

Para entender el concepto de los NFT, primero tenemos que saber y entender que en nuestro sistema jurídico, existen bienes fungibles y bienes no fungibles. Los bienes fungibles son los que pueden intercambiarse, teniendo un valor en función de su número, medida o peso. Y los bienes no fungibles son los que no son sustituibles.

Un ejemplo de bienes fungibles es el dinero. Si tienes un billete de 20 euros, este es un bien fungible, ya que lo puedes intercambiar sin problemas por otro billete de 20 euros, no pierde valor y es exactamente igual. Además, este billete se consume cuando lo utilizas.

Y por otra parte, un ejemplo de bien no fungible sería una obra de arte. Si tienes un cuadro en casa, este no se consume al utilizarse y tampoco puede ser sustituido por otro cuadro. Una obra de arte no es equivalente a otra, y por lo tanto, no se pueden simplemente intercambiar como pasa con un billete de 20 euros.

Qué son los NFT

Las siglas de NFT significan Non -Fungible Token, un token no fungible. Los tokens son unidades de valor que se le asignan a un modelo de negocio, como por ejemplo el de las criptomonedas. Y es que los NFT tienen una relación estrecha con las criptomonedas, por lo menos tecnológicamente, aunque son opuestos, ya que un Bitcoin es un bien fungible, y un NFT es un bien no fungible, pero en esencia, son como las dos caras de una moneda tecnológica.

Para que lo entiendas bien, podemos pensar en las criptomonedas como una reserva de valor, algo parecido al oro. Puedes comprar y vender oro, y cuando el número de compradores aumenta el precio sube, para bajar cuando este número de compradores disminuye. Es un comportamiento igual al de las criptomonedas.

Pero el oro al final es oro, y puedes cambiar una pepita por otra sin problema. Sin embargo, hay otros bienes hechos en oro que tienen también un valor, pero son únicos, y ese hecho marca la diferencia y les da otro tipo de valor. Al igual que ese valor hecho con oro o una obra de arte, los NFT son activos únicos que no se pueden modificar ni intercambiar por otro que tenga el mismo valor, ya que no hay dos NFT que sean equivalentes igual que no hay dos cuadros que lo sean.

Por lo tanto, puedes pensar en un NFT como una gran obra de arte, como la Gioconda de Da Vinci. Solo hay una y está en una galería de arte concreta. Si la quieres, solo puedes comprar la original en el caso de que estuviera a la venta. También podrías hacerte con una copia, pero tendría otro valor, ya que no sería la original. Pues eso exactamente es lo que hace el NFT, pero de forma digital.

Para entenderlo mejor, un NFT sería como una obra de arte única, por ejemplo, El David de Miguel Ángel, solo hay uno y está en la Galería de la Academia de Florencia; si alguien quisiese tener ese David en concreto, debería comprarlo (si estuviese a la venta) o hacerse con una copia, en cuyo caso, ya no estaríamos hablando del original, que es lo que dota de valor a la escultura.

Por eso mismo, los NFT suelen estar adjuntos a algunas obras o ilustraciones digitales. Su precio, es realmente el que la gente le quiera dar, y ahora que están en un pico de popularidad, podemos encontrarnos con que hay gente que paga 260.000 euros por el dibujo de una roca adjunto a un NFT.

Cómo funcionan los NFT

Los NFT funcionan a través de la tecnología blockchain o de cadena de bloques. Es la misma tecnología de las criptomonedas, que funcionan mediante una red de ordenadores descentralizada, con bloques o nodos enlazados y asegurados usando criptografía. Cada bloque enlaza a un bloque previo, así como una fecha y datos de transacciones, y por diseño son resistentes a la modificación de datos.

A los NFT, se les asigna una especie de certificado digital de autenticidad, una serie de metadatos que no se van a poder modificar. En estos metadatos se garantiza su autenticidad, se registra el valor de partida y todas las adquisiciones o transacciones que se hayan hecho, y también a su autor.

Esto quiere decir que si compras un contenido digital tokenizado con NFT, en todo momento siempre habrá constancia del primer valor que tenía, y de por cuánto lo has comprado. Es como cuando compras un cuadro y se lleva un registro de por dónde se mueve.

Por lo general, la mayoría de «tokens» o NFT suelen estar basados en los estándares de la red Ethereum y de su cadena de bloques. Gracias a utilizar una tecnología conocida y popular, es sencillo operar con ellos para comprarlos y venderlosutilizando determinados monederos que también trabajan con Ethereum. Sin embargo, estamos hablando de obras únicas, por lo que no hay una compraventa activa como en las monedas digitales.

¿Por qué compra la gente los NFT?

Si los NFT no se pueden comprar y vender tan fácil como los Bitcoin, entonces, ¿por qué la gente los compra y se gasta tanto dinero en ellos? Pues es sencillo, porque creen que su valor va aumentar con el tiempo, y luego podrán venderlo por más dinero. Nadie se gasta 260.000 euros por el dibujo de una roca porque le gusten los dibujos de rocas, ya que los puede tener gratis, sino por el valor que tiene este dibujo concreto al ser un NFT.

La idea, por lo tanto, es que si me compro un NFT por 100.000 euros, en un futuro pueda revenderlo por más dinero. Es un activo único, lo que en teoría le debería dar un valor mayor al no existir otro igual.

Los tokens no fungibles (NFT, sigla en inglés) parecen haber salido disparados del éter este año. Desde arte y música hasta tacos y papel higiénico, estos activos digitales se venden como exóticos tulipanes holandeses del siglo XVII, algunos por millones de dólares.

Pero, ¿qué es un NFT? ¿Valen la pena por el dinero o el bombo publicitario? Algunos expertos dicen que son una burbuja a punto de estallar, como la locura de las puntocom. Otros creen que las NFT llegaron para quedarse y que cambiarán la inversión para siempre.

¿Qué es un NFT?

Un NFT es un activo digital que representa objetos del mundo real como arte, música, elementos del juego y videos. Se compran y venden en línea, frecuentemente con criptomonedas, y generalmente están codificados con el mismo software subyacente que muchos criptos.

Aunque existen desde 2014, las NFT están ganando notoriedad ahora porque se están convirtiendo en una forma cada vez más popular de comprar y vender obras de arte digitales. Los NFT también son generalmente únicos en su tipo, o al menos uno de una ejecución muy limitada, y tienen códigos de identificación únicos.

¿Qué es un NFT? Esencialmente, crean escasez digital. Esto contrasta radicalmente con la mayoría de las creaciones digitales, que casi siempre tienen una oferta infinita. Hipotéticamente, cortar el suministro debería elevar el valor de un activo dado, asumiendo que tiene demanda.

Pero muchos NFT, al menos en estos primeros días, han sido creaciones digitales que ya existen de alguna forma en otros lugares, como videoclips icónicos de juegos de la NBA o versiones titulizadas de arte digital que ya están flotando en Instagram.

Por ejemplo, el famoso artista digital Mike Winklemann, más conocido como «Beeple», elaboró un compuesto de 5.000 dibujos diarios para crear quizás el NFT más famoso del momento. Cualquiera puede ver las imágenes individuales, o incluso el collage completo de imágenes en línea de forma gratuita.

Entonces, ¿qué es un NFT y por qué las personas están dispuestas a gastar millones en algo que podrían capturar o descargar fácilmente? ¿Qué es un NFT y a qué habilita?

Un NFT permite al comprador poseer el artículo original. No solo eso, contiene autenticación incorporada, que sirve como prueba de propiedad. Los coleccionistas valoran esos «derechos de fanfarronear digital» casi más que el artículo en sí.

NFT: ¿en qué se diferencia de una criptomonedas?

Un NFT significa token no fungible. Generalmente se construye utilizando el mismo tipo de programación que las criptomonedas, como Bitcoin o Ethereum, pero ahí es donde termina la similitud. El dinero físico y las criptomonedas son «fungibles», lo que significa que se pueden intercambiar o intercambiar entre sí.

También tienen el mismo valor: un dólar siempre vale otro dólar; un Bitcoin siempre es igual a otro Bitcoin. La fungibilidad de cripto lo convierte en un medio confiable para realizar transacciones en la cadena de bloques. 

¿Qué es un NFT y en qué se diferencian de los fungibles? Cada uno tiene una firma digital que hace imposible que los NFT se intercambien o sean iguales entre sí (por lo tanto, no fungibles).

¿Cómo funciona un NFT?

¿Dónde existen? En una cadena de bloques, que es un libro mayor público distribuido que registra las transacciones. Probablemente estás más familiarizado con blockchain como el proceso subyacente que hace posibles las criptomonedas.

¿Dónde se mantienen? En la cadena de bloques Ethereum, aunque otras cadenas de bloques también las admiten.

¿Dónde crea? Se «acuña» a partir de objetos digitales que representan elementos tangibles e intangibles, que incluyen:

  • Arte
  • GIF
  • Videos y deportes destacados
  • Coleccionables
  • Avatares virtuales y máscaras de videojuegos
  • Zapatillas de diseñador
  • Música

Incluso los tuits cuentan. El cofundador de Twitter, Jack Dorsey, vendió su primer tuit como NFT por más de 2,9 millones de dólares. 

¿Cómo son? Esencialmente, son como artículos de colección físicos, solo que digitales. Entonces, en lugar de conseguir una pintura al óleo real para colgar en la pared, el comprador obtiene un archivo digital.

También obtienen derechos de propiedad exclusivos. Así es: las NFT solo pueden tener un propietario a la vez. Los datos únicos de las NFT facilitan la verificación de su propiedad y la transferencia de tokens entre propietarios. El propietario o creador también puede almacenar información específica dentro de ellos. Por ejemplo, los artistas pueden firmar su obra de arte al incluir su firma en los metadatos de una NFT.

¿Para qué se utilizan los NFT?

La tecnología Blockchain y los NFT brindan a los artistas y creadores de contenido una oportunidad única de monetizar sus productos.

Por ejemplo, los artistas ya no tienen que depender de galerías o casas de subastas para vender su arte. En cambio, puede venderlo directamente al consumidor como un NFT, lo que también les permite quedarse con una mayor parte de las ganancias.

Además, los artistas pueden programar regalías para recibir un porcentaje de las ventas cada vez que su arte se venda a un nuevo propietario. Esta es una característica atractiva ya que los artistas generalmente no reciben ganancias futuras después de que su arte se vende por primera vez.

¿Qué requisitos debe tener una obra para que se aplique?

Técnicamente, cualquier activo puede convertirse en un NFT a través de un proceso que en la jerga del mundo cripto se conoce como «tokenización» e implica, en pocas palabras, registrar sus datos en una Blockchain.

Esto es, una base de datos global que permite registrar de forma permanente información encriptada y que opera como soporte para todas las criptomonedas. Al hacer esto, ese activo o bien se «convierte» en un token que se puede comprar y vender en el mercado habilitado por diversas plataformas y exchanges.

La popularidad de los NFT crece gracias a la comunidad de artistas digitales, es decir, artistas que crean sus obras con materiales 100% digitales (en concreto, con software de Adobe en lugar de pinceles y telas). Por eso estas obras no se «digitalizan» sino que de por sí son digitales.

Aportan un certificado de propiedad atado a la obra de forma permanente y la posibilidad de comercializar esas piezas fácilmente como sucede con cualquier activo digital, sin intermediarios, curadores ni galerías de arte.

 Así como una pintura o escultura física lleva grabada la firma del artista y un certificado de autenticidad, un NFT realiza un proceso análogo con una obra digital.

Los NFTs son una de las industrias más atractivas de esta década. Por eso la importancia de aprender a capitalizarlos desde ya. Se pronostica que estos activos digitales harán parte de la vida de todos en los próximos cinco años. Un NFT es un token no fungible, es decir un archivo digital que está dentro de una cadena de bloques (Blockchain), que los hace completamente seguros.

NFT: por qué son un boom

Existen desde hace un par de años. De hecho, en 2017 la red de Ethereum se congestionó por la enorme demanda de CryptoKitties, uno de los juegos pioneros en el uso de estos tokens, que ofrece gatitos digitales coleccionables.

Con el correr del tiempo, se volvieron cada vez más populares entre los usuarios de criptomonedas y también entre artistas digitales, gamers, músicos y coleccionistas.

Ofrecen tener propiedad absoluta de bienes digitales de un juego o un proyecto, así como ganar dinero con ellos a través de la valorización de las piezas y las posteriores reventas. 

Para los artistas más reconocidos, poder vender obras de arte en forma digital directamente a una audiencia global de compradores sin depender de intermediarios les permite quedarse con una porción mayor de las ganancias que obtienen de las ventas de sus obras.

¿Por qué se utiliza Ethereum?

¿Qué es un NFT y dónde funcionan? Principalmente a través de los contratos inteligentes de Ethereum. Nacieron gracias al estándar de desarrollo ERC-721, que -a diferencia del más habitual ERC-20- permite que los tokens sean indivisibles y únicos, cualidades necesarias para cualquier pieza de arte coleccionable.

Es un token único que puede ganar o perder valor en el mercado, según múltiples factores, como el status del autor, el valor subjetivo de la pieza dentro de la comunidad, e incluso su cotización asociada a la red Ethereum.

¿Qué rol tiene Ethereum? Abarca prácticamente todo el mercado de NFT, aunque existen nuevas plataformas, como Binance Smart Chain, en etapa de experimentación.

¿Cómo se compra un NFT?

Si estás interesado en comenzar tu propia colección NFT, deberás adquirir algunos elementos clave. 

Primero, necesitarás obtener una billetera digital que le permita almacenar NFT y criptomonedas. Es probable que debas comprar algunas criptomonedas, como Ether, según las monedas que acepte tu proveedor de NFT.

Podés comprar criptomonedas con una tarjeta de crédito en plataformas como Coinbase, Kraken, eToro e incluso PayPal y Robinhood ahora. Luego podrás moverlo del intercambio a tu billetera de elección. Deberás tener en cuenta las tarifas al buscar opciones. La mayoría de los intercambios cobran al menos un porcentaje de su transacción cuando compra criptografía.

NFT: cuáles son sus mercados populares

Una vez que hayas configurado y financiado tu billetera, no hay escasez de sitios NFT para comprar. Actualmente, los mercados más grandes son:

OpenSea.io

Esta plataforma peer-to-peer se anuncia a sí misma como proveedora de «artículos digitales raros y coleccionables». Para comenzar, todo lo que necesitás hacer es crear una cuenta para explorar las colecciones de NFT. También podés ordenar piezas por volumen de ventas para descubrir nuevos artistas.

Rarible

Similar a OpenSea, Rarible es un mercado abierto y democrático que permite a los artistas y creadores emitir y vender NFT. Los tokens RARI emitidos en la plataforma permiten a los titulares evaluar características como tarifas y reglas de la comunidad.

Foundation

Aquí, los artistas deben recibir «votos a favor» o una invitación de otros creadores para publicar su arte. La exclusividad de la comunidad y el costo de entrada (los artistas también deben comprar «gas» para acuñar NFT) significa que puede presumir de obras de arte de mayor calibre. Por ejemplo, el creador de Nyan Cat, Chris Torres, vendió NFT en la plataforma Foundation.

También puede significar precios más altos, lo que no es necesariamente algo malo para los artistas y coleccionistas que buscan capitalizar, asumiendo que la demanda de NFT se mantiene en los niveles actuales, o incluso aumenta con el tiempo.

¿Por qué debés investigar antes de comprar un NFT?

Aunque estas plataformas y otras albergan a miles de creadores y coleccionistas de NFT, aseguráte de investigar detenidamente antes de comprar. Algunos artistas han sido víctimas de imitadores que han incluido y vendido su trabajo sin su permiso.

Además, los procesos de verificación para los creadores y las listas de NFT no son consistentes en todas las plataformas; algunas son más estrictas que otras.

OpenSea y Rarible, por ejemplo, no requieren verificación de propietario para listados NFT. Las protecciones para el comprador parecen ser escasas en el mejor de los casos, por lo que al comprar NFT, puede ser mejor tener en cuenta el viejo adagio «caveat emptor» (que el comprador tenga cuidado).

¿Por qué deberías comprarlos?

El hecho de que puedas comprar NFT, ¿significa que deberías hacerlo?

Depende, porque los NFT son riesgosos porque su futuro es incierto y todavía no tenemos mucha historia para juzgar su desempeño.

Pero dado que son tan nuevos, puede valer la pena invertir pequeñas cantidades para probarlas por ahora.

En otras palabras, invertir en NFT es una decisión principalmente personal. Si tenés dinero de sobra, puede valer la pena considerarlo, especialmente si una pieza tiene un significado para vos.

El valor de una NFT se basa completamente en lo que otra persona está dispuesta a pagar por ella.

Por lo tanto, la demanda impulsará el precio en lugar de los indicadores fundamentales, técnicos o económicos, que normalmente influyen en los precios de las acciones y, al menos en general, forman la base de la demanda de los inversores. 

Todo esto significa que un NFT puede revenderse por menos de lo que pagaste por él. O es posible que no puedas revenderlo en absoluto si nadie lo quiere.

Dicho esto, acercáte a los NFT como lo harías con cualquier inversión: investigá, comprendé los riesgos, incluido el hecho de que podrías perder todos sus dólares de inversión, y si decidís dar el paso, procedé con una buena dosis de precaución.

Subsidio MI CASA YA

MODELO DE PROYECTO DE VIVIENDA DE INTERÉS SOCIAL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.